Estatuto

Los medios de comunicación tendrían que estar llenos de ciencia. Porque, como reza el lema de la agencia SINC desde 2008, “la ciencia es noticia”.

La ciencia es el compendio de los métodos y estilos de pensamiento más potentes jamás creados para tratar de entender la realidad. No tiene la solución a todos los problemas, pero ha demostrado ser uno de los principales motores de progreso para la humanidad. Así pues, si los medios de comunicación aspiran a relatar los hechos más trascendentes, ¿no debería la ciencia ser uno de sus contenidos habituales? Sin embargo, hasta hace pocos años los medios tendían a tratar la ciencia como un exotismo, un afluente secundario en el caudaloso río de la actualidad.

Desde 2008, la agencia SINC de FECYT trabaja para que la ciencia tenga en los medios un peso equiparable al que tiene en la vida cotidiana de la ciudadanía.

La tendencia ha cambiado en los últimos años y ese cambio se ha acelerado debido a la pandemia de covid-19. Ya nadie duda que la ciencia es noticia. Sin embargo, en demasiadas ocasiones existe un desfase entre las supuestas certezas que se reflejan en los titulares y las que realmente existen en la discusión científica.

El Science Media Centre España (SMC España) de FECYT busca corregir esa anomalía.

El SMC España quiere contribuir a que la ciencia se cuente en los medios con contexto, fuentes expertas y la mejor evidencia disponible. Porque solo así podremos mejorar la calidad de la discusión pública sobre los numerosos temas de actualidad que están ligados a la ciencia.

Principios rectores

  • La función del SMC España es contribuir a que en los medios de comunicación haya mejor información relacionada con la ciencia. Para ello pone a disposición de los periodistas recursos que les permiten elaborar buenos contenidos de ciencia en los plazos de tiempo que marca la actualidad, como reacciones de voces expertas, documentos de evidencias e información de contexto, entre otros.
  • El SMC España selecciona sus contenidos con independencia, y les da forma atendiendo únicamente a criterios periodísticos y de rigor científico.
  • El público principal del SMC España son los medios de comunicación. La selección de contenidos tendrá en cuenta el interés de los medios y el de su audiencia. Ahora bien, el SMC España se construye sobre la convicción de que una buena información científica en los medios de comunicación beneficia a la sociedad en su conjunto —y por tanto, a la comunidad científica y al proceso mismo de definición de las políticas públicas—.
  • El SMC España se ocupa de la ciencia que da o dará titulares. Es decir: dado que el SMC España sirve a los medios de comunicación, que trabajan con información de actualidad, ni la divulgación per se ni la enseñanza de la ciencia están entre sus cometidos. No obstante, el SMC España no obedece únicamente a la demanda de los medios. En principio, toda noticia científica de alto impacto objetivo puede concernir al SMC España, independientemente del interés mostrado por los medios.
  • Ágil y con el grado de complejidad adecuado. El SMC España ofrece sus contenidos adaptándose al ritmo y formato de los medios: con rapidez y claridad. Los asuntos complicados se abordarán con la máxima claridad y evitando tecnicismos, pero no se obviará información que ayude a hacerse una idea de sus implicaciones o su complejidad.
  • El SMC España no ‘enfoca’ la información. Sus contenidos deben ser los ingredientes para una buena receta: indispensables, de alta calidad y poco procesados, para dejar espacio al enfoque de quien firma el artículo final. El SMC España proporcionará a los medios la información lo más ‘limpia’ posible, sin enfoques ni adjetivos. Así evitará distorsiones en el mensaje y facilitará que cada medio construya su pieza.
  • Claro, conciso y concreto. La regla de las tres ‘ces’ regirá en los materiales del SMC España, que deberán poder ser entendidos rápidamente por cualquier periodista sin especialización en ciencia. Como cualquier contenido periodístico, las piezas del SMC España deberán ser atractivas. Pero su gancho no será estilístico ni literario, sino su alta calidad informativa.
  • Máximo rigor. El SMC España no sacrificará rigor para llegar a un público amplio. La información que proporcione deberá ser rigurosamente cierta. Sí reducirá el grado de detalle para ganar claridad y eficacia en el mensaje. “Cierta”, en este contexto, significa respaldada por publicaciones científicas que han superado una revisión por pares y que serán citadas; o atribuible a fuentes expertas, que también serán citadas.
  • Prioridad al consenso científico. Los contenidos generados por el SMC España reflejarán el consenso alcanzado por la comunidad científica en cada cuestión. Cuando se aborden asuntos polémicos para la sociedad y para la propia comunidad científica, los contenidos del SMC España reflejarán esa discusión propia del proceso científico, aportando la información necesaria para comprender el debate.
  • Fuentes expertas en su área. El SMC España solo recabará opiniones e información de personas que puedan demostrar un conocimiento sólido en su área de especialidad, por su trayectoria dentro del sistema internacional de I+D. Es importante señalar que no se trata de ofrecer opiniones equidistantes, sino voces fiables que expongan los consensos y las controversias aceptadas en la comunidad científica. Dentro de estas fuentes expertas especializadas, el equipo del SMC España tratará de que en las fuentes consultadas haya un equilibrio entre mujeres y hombres.
  • Pensamiento crítico, también hacia la propia ciencia. Los periodistas del SMC mantendrán una actitud constructivamente crítica hacia la propia ciencia y quienes la hacen, entendiendo y procurando transmitir que no solo la investigación es una actividad en constante discusión, sino que lo que hoy parece una verdad indiscutible mañana puede ser solo la pieza de un paradigma ya superado.
  • Explicar cómo funciona la ciencia. Si bien el SMC no hace divulgación ni enseñanza de la ciencia, sí está entre sus cometidos aportar información que ayude a los periodistas generalistas a entender cómo funciona la ciencia. Aunque este tipo de contenido no es de actualidad, sí influye en la relación entre los medios y la ciencia: cuanto mejor entiendan los periodistas cómo avanza la ciencia, mejores serán los titulares.

Objetivos

  • Proporcionar a los periodistas información y fuentes fiables sobre la actualidad relacionada con la ciencia.
  • Trabajar con la comunidad científica para que se involucre como fuente con los medios de comunicación nacionales e internacionales, gracias a la red global de SMC.
  • Servir de altavoz a las oficinas de prensa y a la red de Unidades de Cultura Científica para que los mensajes del personal investigador se amplifiquen.
  • Propiciar que la ciudadanía esté informada de los temas científicos que generen controversia para mejorar la calidad del debate público.

El SMC España forma parte del conjunto de proyectos estratégicos de FECYT, con el objetivo estratégico 1: “Impulsar una comunicación científica eficaz, ética y profesional con públicos diversos para fortalecer el diálogo y el compromiso mutuo entre la ciencia y la sociedad”.

Este es uno de los cinco objetivos del Plan de Actuación FECYT 2022 para cumplir con las metas del Plan Estratégico de FECYT 2022-2024, alineadas con la misión y la visión de FECYT:

MISIÓN
Catalizamos la relación entre la ciencia y la sociedad, impulsando el crecimiento de la cultura científica española y fomentando la transferencia de conocimiento a través de la divulgación, la educación, la formación, la información y el asesoramiento.
Colaboramos con otros agentes y actores del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación en la internacionalización de la ciencia española y la generación y análisis de datos, y damos soporte en la gestión de la información científica y de la ciencia en abierto.

VISIÓN
Una sociedad que participa y se sirve de una perspectiva informada por la ciencia, en el marco de un Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación abierto e inclusivo, articulado y comunicado, para progresar en su capacidad crítica y en su desarrollo personal y cívico.