Este artículo se publicó hace más de 5 meses
Reacciones: Francia paraliza la venta del iPhone 12 tras encontrar que supera el límite europeo de radiación

Francia ha paralizado temporalmente la venta del teléfono iPhone 12 porque este no cumple la normativa europea sobre radiación. En una nota de prensa, el regulador francés ANFR (la Agencia Nacional de Frecuencias) ha pedido a Apple que retire el iPhone 12 del mercado francés a partir del 12 de septiembre de 2023, después de que sus pruebas mostraran que el dispositivo superaba los límites de la UE de una medida conocida como tasa de absorción específica (SAR). La medida SAR analiza los niveles de radiación electromagnética que podría recibir el cuerpo si se sostuviera el teléfono en la mano o en el bolsillo del pantalón, y debería estar por debajo de 4W/kg. La ANFR dice que la prueba midió el SAR en 5,74 W/kg. 

14/09/2023 - 10:22 CEST
 
Reacciones

Alberto Nájera - radiación

Alberto Nájera

Físico, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y Director Científico del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud dependiente del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación

Science Media Centre España

El pasado 12 de septiembre, la ANFR (Agencie Nationale Des Fréquences) francesa emitió una nota pública en la que anunciaba la retirada temporal del mercado del iPhone 12 de Apple tras comprobar en un estudio sobre 141 dispositivos que dicho modelo superaba la tasa de SAR (Specific Absortion Rate) para extremidades en 1,7 W/kg (el límite europeo en ese caso es de 4 W/kg). La ANFR publica en abierto los resultados del programa de vigilancia DAS. En esta otra página, la ANFR explica el proceso de la determinación del SAR en su programa DAS. 

¿Qué es el SAR? El SAR (Tasa de Absorción Específica, por sus siglas en inglés, Specific Absorption Rate) es una medida que indica la cantidad de energía de radiofrecuencia (RF), las frecuencias típicas de los dispositivos usados en telecomunicaciones (WiFi, Bluetooth, móviles, antenas, etc.) que es absorbida por el cuerpo humano cuando se utiliza un dispositivo como un teléfono móvil. Esta medida se expresa en unidades de vatios por kilogramo (W/kg) y se utiliza para evaluar si un dispositivo móvil cumple con las pautas de seguridad establecidas por las autoridades reguladoras, como la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) en Estados Unidos o la Unión Europea. La recomendación europea 1999/519/CE establece los límites que deben cumplir estos dispositivos en Europa. 

El SAR se calcula bajo condiciones controladas en laboratorio, y los dispositivos deben cumplir con ciertos límites de SAR para ser considerados seguros para el uso humano. Por ejemplo, en Estados Unidos, el límite más restrictivo de SAR para teléfonos móviles es de 1,6 W/kg, mientras que en la Unión Europea es de 2,0 W/kg. Es importante tener en cuenta que un valor SAR más alto no necesariamente implica un riesgo mayor para la salud, ya que estos límites se establecen con márgenes de seguridad considerables. En el caso de los límites para público en general este margen de seguridad es de un factor 50. Estos márgenes permiten asegurar que los dispositivos móviles son seguros en términos de exposición a la radiofrecuencia. 

En la Unión Europea, la normativa sobre SAR se rige principalmente por las recomendaciones del Comité Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP, por sus siglas en inglés). Según las directrices del ICNIRP, los límites de SAR para dispositivos móviles son los siguientes: 

  1. Para la cabeza y el tronco (tórax): el límite es de 2,0 W/kg, promediado en 10 gramos de tejido. 
  2. Para las extremidades (manos, muñecas, pies y tobillos): el límite es de 4,0 W/kg, también promediado en 10 gramos de tejido. 

Estos límites están diseñados para ofrecer un margen de seguridad significativo y se basan en investigaciones científicas que evalúan los efectos de la exposición a la radiofrecuencia en la salud humana. Es importante tener en cuenta que estos son los límites máximos permitidos y que los dispositivos móviles suelen operar a niveles de SAR mucho más bajos en condiciones normales de uso. Los fabricantes de dispositivos móviles deben realizar pruebas de SAR y cumplir con estos límites para poder vender sus productos en la Unión Europea.  

¿Qué margen de seguridad se establece? Estos límites se revisaron recientemente por ICNIRP, quien publicó sus nuevas recomendaciones en 2020. Con el fin de garantizar la seguridad del usuario, ICNIRP establece sus valores máximos permitidos aplicando un factor de seguridad de 50. 

Por ejemplo, el límite de SAR de 2,0 W/kg para la cabeza y el tronco en la Unión Europea se establece con un margen de seguridad que es típicamente de 50 veces menor que los niveles de exposición que se han demostrado que causan efectos en la salud. Este margen de seguridad tiene en cuenta las variaciones en la absorción entre diferentes personas y en diferentes condiciones de uso. 

Es importante tener en cuenta que los límites de SAR están diseñados para abordar los efectos térmicos de la exposición a radiofrecuencias, que son los únicos efectos comprobados científicamente hasta la fecha. No se han establecido límites específicos para los posibles efectos a largo plazo o no térmicos, ya que la evidencia científica en estas áreas es débil a los niveles de exposición habituales y aún no es concluyente. 

En resumen, los límites de SAR se establecen con márgenes de seguridad considerables para proteger contra los efectos térmicos conocidos de la exposición a radiofrecuencias. Estos márgenes de seguridad están diseñados para acomodar incertidumbres como las variaciones en la sensibilidad entre individuos y las condiciones de uso variadas. 

¿Qué pasará en España? Me temo que no tengo respuesta para esta pregunta. Yo esperaría una respuesta de la UE conjunta y no de los estados y, también, confirmar los datos publicados. Ayer leí una nota de Apple que decía que sí cumplían, pero ahí no puedo entrar. Lo importante es que si incumple y un laboratorio certificado a través de una agencia gubernamental como la ANFR ha dicho que no lo hacen, se actúe con su retirada. Para los usuarios: tranquilidad, aunque se pudiera superar el máximo en determinadas circunstancias, la UE a través de la ICNIRP establece los límites con ese margen de seguridad. Además, a esos niveles tan bajos no existe evidencia científica de que haya efectos sobre la salud humana.

Declara no tener conflicto de interés
ES

Rodney Croft - radiación

Rodney Croft

Presidente de la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes y catedrático de la Universidad de Wollongong (Australia)

Science Media Centre Australia

Aunque las autoridades francesas informaron de que la exposición del iPhone 12 no cumple su normativa, es importante señalar que esto no tendrá ningún impacto en la salud. 

Las directrices internacionales en las que se basan las normativas francesas (ICNIRP, 2020) especifican que no se han demostrado efectos adversos para la salud de este tipo de exposición por debajo de 40 W/kg, mientras que el nivel de exposición del iPhone 12 solo fue de 5,7 W/kg (es decir, 1,7 W/kg por encima del límite de 4 W/kg de ICNIRP 2020). 

La exposición máxima que puede producir el iPhone 12 es, por tanto, muy inferior a la que sería necesaria para causar algún daño. Para poner el nivel de exposición en contexto: 5,7 W/kg solo causaría un aumento de temperatura en las extremidades de menos de 1 °C, y solo en una región muy localizada; esto es mucho menos que la variación normal de temperatura durante el día. 

No declara conflicto de interés
ES

Ken Karipidis - radiación

Ken Karipidis

Director adjunto de Evaluación del Impacto Sanitario de la Agencia Australiana de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear.

Science Media Centre Australia

Muchos de los límites de seguridad reconocidos internacionalmente, incluidos los de Australia y Francia, se fijan en niveles conservadores, muy por debajo de donde se espera que se produzcan daños. Australia y Francia imponen los mismos límites de seguridad a la energía que absorbe el cuerpo de un teléfono móvil.  

Aunque no es lo ideal, y no aprobamos las infracciones de seguridad, no debería haber peligro inmediato por una exposición ligeramente superior al límite. La exposición a las ondas de radio puede tener efectos sobre la salud, concretamente el calentamiento del tejido corporal. Pero esto ocurriría a niveles muy superiores al límite de seguridad. 

Ken Karipidis es miembro de la Comisión Principal de la Comisión Internacional sobre Protección frente a Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP). La ICNIRP elaboró las directrices que muchos países, entre ellos Francia y Australia, han adoptado en sus límites de seguridad de exposición a ondas de radio. 

ES

Malcom Sperrin - radiación

Malcolm Sperrin

Miembro del Instituto de Física e Ingeniería Médicas (IPEM)

Science Media Centre Reino Unido

El nivel de SAR aceptable no es tan sencillo como parece, ya que depende del régimen de pruebas, pero la recomendación del organismo profesional europeo es que sea inferior a 2 W/kg para la cabeza y el cuello, pero para una masa tisular de 10 gramos. Los distintos territorios tienen diferentes límites de SAR basados en sus propios marcos legislativos y de orientación. 

El límite SAR se establece a un nivel que lo sitúa muy por debajo del nivel en el que se producirán daños y, por tanto, es poco probable que un pequeño aumento de la exposición por encima del límite SAR tenga consecuencias para la salud. Sin embargo, los límites están ahí para garantizar que se aplican controles que impidan el deslizamiento hacia la aparición de efectos, por lo que es razonable atenerse estrictamente a esos límites. Los límites están bien publicados y se conocen desde hace tiempo. 

Debería ser posible descargar un parche o una actualización para evitar que la exposición del teléfono supere el valor límite. No está claro por qué este teléfono en particular parece tener un alto SAR, pero puede estar asociado con la etapa inicial de conexión cuando el teléfono está buscando una señal de transmisión/recepción. 

Aunque se sigue investigando mucho sobre el tema, en las exposiciones asociadas al uso de teléfonos móviles no se han obtenido resultados concluyentes que sugieran que el uso de teléfonos móviles sea perjudicial para la salud, aparte de los derivados del calentamiento eléctrico y, posiblemente, de los efectos derivados de largos periodos de uso que alteran los patrones de sueño.

No declara conflicto de interés
ES

Ian Scivil - radiación

Ian Scivill

Científico Clínico Consultor de Imagen Médica y Física Médica del Royal Hallamshire Hospital (Reino Unido).

Science Media Centre Reino Unido

Los límites de orientación/exposición para los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, que abarcan los utilizados por los teléfonos móviles, pueden obtenerse de la ICNIRP. Por ejemplo, p491, la Tabla 2 muestra que el SAR local de cabeza/torso es de 2W/Kg para el público en general entre el rango de frecuencia de 100kHz a 6GHz para intervalos de promedio ≥6min sobre 10g. 

Tras muchos años de uso de teléfonos móviles por parte de grandes poblaciones, los estudios de epidemiología/investigación no han determinado una relación clara con efectos adversos para la salud como cáncer, dolores de cabeza, función cognitiva, etc.  

Hay que señalar que los campos electromagnéticos de radiofrecuencia pueden producir un efecto de calentamiento que el cuerpo puede tolerar normalmente dentro de unos niveles de exposición orientativos. Por lo tanto, la tecnología de telefonía móvil debería cumplir los límites de exposición recomendados por la ICNIRP. 

Sospecho que la opinión pública en general considera que el teléfono móvil es un beneficio para la vida moderna, dado que no existen pruebas categóricas que sugieran efectos adversos para la salud. Este nivel de confianza pública es el beneficio de las directrices de exposición de la NRPB/ICNIRP y de numerosos resultados de estudios epidemiológicos de investigación que han influido en el desarrollo y diseño de los teléfonos móviles. Sin embargo, es importante que los estudios continúen revisando las nuevas tecnologías con el mismo nivel de escrutinio para asegurar al público que las comunicaciones móviles de nueva generación siguen siendo seguras para la salud humana.

No declara conflicto de interés
ES
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto