Reacción al estudio que afirma que un medicamento antidiarreico podría ayudar a tratar síntomas del trastorno del espectro autista

Dos investigadoras plantean que el fármaco antidiarreico Loperamida sirva como candidato para tratar los principales síntomas del trastorno del espectro autista (TEA), como son las dificultades de interacción social y de comunicación. La investigación, que se publica en la revista Frontiers in Pharmacology, ha utilizado un modelo informático que analiza cómo afectan diferentes fármacos a un conjunto de proteínas implicadas en el TEA.

14/09/2022 - 11:00 CET
 
Reacciones

Víctor Briz - autismo antidiarreico

Autor/es reacciones

Víctor Briz

Investigador posdoctoral senior especialista en neurociencia en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, UAM-CSIC.

Science Media Centre España

En este estudio los autores usan herramientas bioinformáticas para proponer posibles nuevas terapias farmacológicas para el autismo. Para ello analizan por separado las alteraciones en la expresión génica (o de los productos de los genes) que se producen de manera más habitual en el autismo y las comparan con las producidas por una selección de medicamentos ya aprobados para otras dolencias y trastornos. De esa manera, seleccionan cuatro medicamentos que son los que podrían compensar o revertir las alteraciones producidas por el autismo.

Sin embargo, los autores parecen obviar o cuanto menos minusvalorar la tremenda complejidad de este trastorno del neurodesarrollo, en el que están implicados múltiples factores, no solo genéticos, sino también medioambientales, puesto que reducen las complejas alteraciones moleculares involucradas en el autismo a una pequeña red de interacciones entre proteínas (o productos génicos), que usan como base para identificar los medicamentos candidatos.

Por otro lado, entre los cuatro medicamentos finalmente seleccionados incluyen: un opioide (Loperamide), que dado que no llega al cerebro difícilmente podría producir los supuestos efectos terapéuticos, pero que aun así podría causar efectos adversos periféricos y por ello no está recomendado para niños (especialmente menores de 6 años); una hormona sexual femenina (progesterona) y un anticonceptivo (drospirenone), sobre los que no es difícil entender por qué no son recomendables como tratamiento en niños que no han llegado siquiera a iniciar el desarrollo sexual. Por todo ello, resulta bastante descabellado proponer estos medicamentos para el tratamiento de los déficits sociales en niños con TEA, sin siquiera haber probado primero si son seguros y efectivos en modelos animales.

A pesar de que la bioinformática se está mostrando como un relevante método complementario a la investigación animal en muchos campos, estos estudios demuestran que aún se encuentra lejos de representar una alternativa.

No declara conflicto de interés
ES
Publicaciones
Drug repurposing candidates to treat core symptoms in autism spectrum disorder
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
Revista
Frontiers in Pharmacology
Fecha de publicación
Autores

Elise Koch y Ditte Demontis.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
Claves autismo
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto