Ahogamientos: un problema de salud pública

En el mundo mueren cada año 236.000 personas por ahogamientos no intencionales en medios acuáticos. Solo en España fallecieron 260 personas por este motivo en 2021. Para concienciar sobre este problema, la Asamblea General de la ONU declaró que cada 25 de julio se celebre el Día Mundial para la Prevención de los Ahogamientos. 

22/07/2022 - 08:35 CEST
 
olas

En el primer semestre de 2022 las cifras de muertes por ahogamiento en España han empeorado. / Pixabay.

Los ahogamientos en zonas de agua son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo y representan el 7 % de todas las muertes relacionadas con traumatismos. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo mueren anualmente 236.000 personas por estos accidentes. Aunque ocurren en todos los países, algunos son más vulnerables que otros:  

  • El 90 % de las muertes por ahogamiento se concentran en los países de ingresos bajos y medios. 
  • Más de la mitad se producen en las regiones del Pacífico Occidental y de Asia Sudoriental. 
  • Los índices de muerte por ahogamiento alcanzan su máximo registro en la región del Pacífico Occidental, donde son 27 y 32 veces más elevados que en el Reino Unido o en Alemania, respectivamente. 

La OMS afirma que las estimaciones mundiales pueden estar subestimando la magnitud real del problema (hasta en un 50 % en algunos casos) porque “en muchos países las estadísticas sobre casos no fatales de ahogamiento son difíciles de conseguir o poco fiables”. 

La OMS afirma que las estimaciones mundiales pueden estar subestimando la magnitud real del problema

Los datos en España 

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo contabilizó un total de 260 personas fallecidas en 2021 en España por este motivo. Los ahogamientos mortales disminuyeron respecto a 2020 en 14 comunidades y ciudades autónomas, pero aumentaron en cuatro, como son Islas Baleares, Extremadura, la Comunidad de Madrid y Melilla. 

Se trata de la menor cifra en los últimos siete años, lo que supone que, por primera vez desde que en 2015 la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo elabora el Informe Nacional de Ahogamientos, los fallecimientos en el medio acuático bajaron de la barrera de las 300 muertes. La Comunidad Valenciana fue la comunidad con más decesos, seguida de Andalucía, Cataluña y Canarias. 

En el primer semestre de 2022 las cifras han empeorado. El mes de junio fue el segundo junio con más ahogamientos mortales en los últimos ocho años según la federación. Además, los fallecimientos en los espacios acuáticos españoles en los primeros seis meses del año aumentaron más de un 55 % respecto a 2021. 

  

infografía

 

En cuanto a edades, en el primer semestre de 2022 la franja con más fallecidos fue la de entre 55 a 64 años, seguida de la de 35 a 44 años. Los menores de edad supusieron el 13,5 % del total de muertes. 

Perfiles de riesgo: menores y varones  

Según el Informe mundial sobre los ahogamientos publicado por la OMS, la edad es uno de los principales factores de riesgo. A escala mundial, los índices de ahogamiento más elevados corresponden a los niños de 1 a 4 años, seguidos de la franja de 5 a 9 años. Estos sucesos suelen estar relacionados con falta de supervisión momentánea por parte de los adultos. 

Por su parte, los varones tienen un índice global de mortalidad que duplica al de las mujeres. La OMS cita estudios que achacan estas diferencias a una mayor exposición al agua y a prácticas más arriesgadas por parte de los hombres, como los baños en solitario, a veces tras consumir alcohol, o la navegación. 

Los varones tienen un índice global de mortalidad que duplica al de las mujeres

De hecho, el alcohol es uno de los principales factores de riesgo. También, padecer algunas enfermedades como la epilepsia y no conocer los riesgos de las aguas en las que se produce el baño.  

Otro fenómeno estrechamente relacionado con los ahogamientos son las inundaciones. Estas muertes representan el 75 % de los fallecimientos que se producen en estos eventos extremos, más frecuentes e intensos como consecuencia del cambio climático. 

Viajar en embarcaciones sobrecargadas, poco seguras y sin equipos de seguridad, algo frecuente en las travesías que emprenden personas migrantes o que buscan asilo, aumenta el riesgo de muerte por esta causa. También quienes viven cerca del agua o que trabajan en ríos, mares o lagos tienen más probabilidades de sufrir ahogamientos. 

Decálogo para prevenir estos fallecimientos 

La OMS publicó en 2016 un informe para evitar estas muertes con 10 recomendaciones:  

  1. Instalar barreras para controlar el acceso a las zonas de agua, especialmente el de los menores. 
  2. Crear espacios seguros alejados del agua para niños y niñas en edad preescolar. 
  3. Impartir conocimientos básicos de natación, seguridad en el agua y salvamento en los menores en edad escolar. 
  4. Formar a la ciudadanía en técnicas seguras de salvamento y reanimación. 
  5. Fortalecer la sensibilización pública sobre este problema y poner de relieve la vulnerabilidad de los menores. 
  6. Diseñar y aplicar reglamentos para la seguridad de las embarcaciones y el transporte acuático. 
  7. Desarrollar la capacidad de recuperación y gestionar los riesgos de inundaciones y otros peligros relacionados con las zonas de agua. 
  8. Coordinar las actividades de prevención de ahogamientos con las de otros sectores y programas. 
  9. Elaborar un plan nacional de seguridad en el agua. 
  10. Abordar cuestiones prioritarias de investigación mediante estudios específicos. 
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto