Este artículo se publicó hace más de 11 meses
Reacción: una investigación asocia la exposición a mascotas desde el embarazo hasta la primera infancia con menos alergias alimentarias en bebés

Los bebés que están expuestos a perros y gatos durante su desarrollo fetal y en su primera infancia tienen un riesgo menor de alergias alimentarias hasta los tres años, según un estudio japonés publicado en PLoS ONE. Trabajos previos se habían enfocado en el efecto beneficioso de los perros en este periodo, mientras que este análisis, basado en datos retrospectivos de más de 66.000 menores, incluye también otras mascotas como los gatos o hámsteres. Según el estudio, la exposición a perros está asociada a una menor incidencia de alergias a huevos, leche y nueces, mientras que el contacto con gatos se vincula a una menor incidencia de alergias a huevo, trigo y soja. Sin embargo, la exposición a hámsteres se asocia a una mayor incidencia de alergias a nueces.   

29/03/2023 - 20:00 CEST
 
niño y perro

Unsplash.

Reacciones

Sara Benedé - mascotas alergias

Sara Benedé Pérez

Profesora de Inmunoalergia de la Universidad Complutense de Madrid

Science Media Centre España

Se trata de un estudio con un tamaño de muestra importante en el que se observa una relación entre la exposición a animales de compañía durante la infancia y el riesgo de incidencia de alergias alimentarias hasta los tres años. Los resultados de este trabajo apoyan investigaciones previas que indican que determinadas exposiciones ambientales, como el hecho de que los niños crezcan con un hermano mayor o en un entorno agrícola durante los primeros años de vida, se asocian a una mayor diversidad bacteriana y a un menor riesgo de sensibilización alérgica. Es lo que se conoce como hipótesis de la higiene. 

Sin embargo, se trata de un estudio retrospectivo, es decir, que se han utilizado datos ya existentes para comparar entre dos grupos, alérgicos y no alérgicos. Los propios autores reconocen las limitaciones de este tipo de estudios a la hora de establecer una relación causa-efecto ya que hay otros factores no controlados que podrían influir en los resultados, como por ejemplo la predisposición genética a padecer algún tipo de afección alérgica o determinados factores ambientales. Además, en este trabajo observan que la asociación entre la exposición a los animales de compañía y las alergias alimentarias difiere según la especie de animal y el alimento causante, por lo que hubiera sido interesante ver la influencia de la introducción de los alimentos alergénicos en la dieta del bebé o la exposición a estos durante los primeros meses de vida. 

En todo caso, el estudio plantea una cuestión interesante que necesita seguir siendo investigada y abre la vía para diseñar estudios de investigación controlados aleatorios que asignen prospectivamente la exposición a mascotas o para planificar investigaciones básicas que permitan dilucidar el mecanismo inmunológico que hay detrás de esta observación. 

No declara conflicto de interés
ES
Publicaciones
Associations between fetal or infancy pet exposure and food allergies: The Japan Environment and Children’s Study
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Revista
PLoS ONE
Autores

Hisao Okabe et al.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto