Una epidemia de gripe aviar sin precedentes en España, por ahora bajo control

En los primeros meses de 2022 la gripe aviar ha golpeado a las aves en España con una intensidad sin precedentes. Todos los focos están ya cerrados y la situación epidemiológica es favorable, pero no hay que bajar la guardia. El riesgo de que el virus salte a humanos se considera bajo.

Un empleado del criadero de palomas XinRong traslada unas palomas en Shangai (China). / EFE

Un empleado del criadero de palomas XinRong traslada unas palomas en Shangai (China). / EFE

La influenza o gripe aviar es una de las enfermedades virales más importantes en aviculturaen la avicultura. Está producida por el virus de la influenza aviar de tipo A (familia Orthomyxoviridae) y se clasifica en dos categorías: alta y baja patogenicidad (IAAP e IABP respectivamente). La IAAP es una amenaza constante para la industria avícola mundial y para especies silvestres vulnerables, por causar una enfermedad con alta mortalidad en las aves infectadas. Está incluida en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la OIE (Organización Internacional de Epizootias).

Sus hospedadores naturales son las aves silvestres, especialmente las acuáticas, que históricamente no se han visto afectadas por la enfermedad. Sin embargo, en 2002 se describió, por primera vez, una nueva cepa que causaba mortalidad masiva en aves silvestres. Desde entonces se han producido varias olas epidémicas extendidas por las aves migratorias a varios continentes. El contacto entre aves silvestres y domésticas ha introducido la enfermedad en el sector aviar. Como consecuencia, solo en los dos últimos años han muerto o han sido sacrificadas más de 50 millones de aves domésticas. 

España es muy vulnerable dado que llegan cada año más de 1.500.000 aves acuáticas migratorias invernantes procedentes de países infectados. 

La población susceptible de aves silvestres y domésticas en España es muy elevada, y el impacto económico potencial es alto dado que el sector avícola español ocupa el segundo lugar en producción ganadera. Sin embargo, la actual situación epidemiológica de la gripe aviar en nuestro país parece favorable y su impacto menor que en el resto de países afectados.  

Ningún caso en humanos en España

La gripe aviar puede ser transmitida en determinadas condiciones a humanos, aunque el riesgo de que esto ocurra se ha considerado bajo hasta ahora. Entre 2003 y 2022 se han registrado en todo el mundo 864 contagios en personas, en su mayoría en condiciones de alta exposición al virus, como las del personal en las explotaciones avícolas afectadas. 

Pero la mayor incidencia en las últimas epidemias convierte a estos virus en una amenaza para la salud pública. Esto, y el hecho de que sean virus con una alta tasa de mutaciones, obliga a mantener una vigilancia constante tanto en aves como en personas. 

En España nunca se ha detectado gripe aviar en personas y el riesgo de que ocurra se considera bajo. La vigilancia se desarrolla en el marco del Programa Nacional de Vigilancia de la Influenza Aviar del Ministerio de Agricultura en coordinación con el del Ministerio de Sanidad.

De la primera ola global a una epidemia sin precedentes

El subtipo IAAP H5N1 fue detectado por primera vez en 1996 en Guangdong (China), en gansos domésticos. Diferentes tipos de este precursor, unidos a otros virus influenza de reservorios de gansos y patos, generaron múltiples cepas mucho más patógenas. Estos subtipos se extendieron por toda Asia, Europa y África entre 2002 y 2006; causaron la muerte a miles de aves domésticas y silvestres, y también hubo casos esporádicos en personas. Se considera la primera ola de gripe aviar a escala global. En España se detectó el primer caso H5N1 en 2006, en un ave silvestre en el embalse de Salburua, Álava.

Tras unos años de notificaciones “moderadas”, en 2014 se extendió procedente de Asia el subtipo H5N8; llegó a Europa, Oriente Medio, África y América, con un elevado número de notificaciones entre 2015-2017. A principios de 2017 se notificó en España un brote en aves silvestres y otro, con focos secundarios, en aves domésticas. 

La actual epidemia global de IAAP no tiene precedentes. Esta ola se originó en 2020 con un aumento de notificaciones de IAAP H5 en aves domésticas y silvestres. Inicialmente predominaba el subtipo H5N8 y en 2021 lo ha superado de nuevo el subtipo H5N1.
 
En Europa hay 39 países afectados, con más de 5.200 notificaciones en aves silvestres y más de 4000 en aves domésticas. En Francia se han sacrificado 16 millones de aves. América del Norte, cuyos últimos casos fueron en 2015, también se ha visto afectada en la ola actual, con más de 28 millones de aves domésticas muertas o sacrificadas. 

El impacto de las epidemias de España

A pesar de ser una zona de alta concentración de aves migratorias y de su cercanía a países muy afectados, como Francia, en las dos últimas décadas ha habido pocos casos en España, y siempre al final de cada ola epidémica. Un factor clave pueden ser las temperaturas más elevadas en nuestro país, que disminuyen la supervivencia del virus.
 
Así, aunque la gripe aviar lleva dos años haciendo estragos en Europa, España solo se ha visto afectada en 2022, y menos que otros países europeos. Aun así la situación en los primeros meses de este año en nuestro país ha sido absolutamente inusual, con un número de brotes en aves silvestres y domésticas sin precedentes. Hasta ahora se han notificado en España 31 focos en aves de corral, con más de 900.000 aves afectadas. En aves silvestres se han notificado 37 focos, con más de 200 aves afectadas.  

focos de gripe avier en España 2022
Localización de los focos totales de IAAP detectados en 2022 en España (Fuente Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación)

Los servicios oficiales veterinarios han tomado las medidas pertinentes, que incluyen la inmovilización y sacrificio de las explotaciones afectadas; la realización de una encuesta epidemiológica; la limpieza, desinfección y destrucción de cadáveres; y el establecimiento de una zona de restricción alrededor de los focos. 
 
Finalizadas estas actuaciones, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación considera cerrados todos los focos de gripe aviar en aves de corral en España. La actual situación epidemiológica de la gripe aviar en nuestro país parece favorable, tanto en aves de corral como silvestres.

El segundo sector ganadero más importante

El impacto económico de la influenza aviar es muy importante. Afecta a ganaderos, aseguradoras agrarias y a los mercados avícolas en general. La distorsión que provocan la pandemia de SARS-CoV-2 y la guerra de Ucrania hacen difícil predecir el impacto en los mercados avícolas de la actual epidemia mundial de gripe aviar, aunque la FAO ya ha identificado una subida en los precios de la carne de aves.

El sector avícola, con el 18 % de la producción final ganadera española, es el segundo más importante en España en ganadería, solo por detrás del porcino. En la UE, España es el segundo productor de carne de ave, siendo el primero Polonia y superando a Francia y Alemania. De ahí la importancia de la sanidad animal en España. 

En conclusión, es preciso continuar con la vigilancia que desarrolla el Ministerio de Agricultura para proteger al sector ganadero de enfermedades que suponen un riesgo para su estabilidad y rentabilidad, evitando así posibles restricciones económicas y perturbaciones de los mercados.

Ana de la Torre Reoyo es experta en evaluación de impacto ambiental, científica titular y jefa del grupo de investigación de Epidemiología y Sanidad Ambiental del CISA, INIA-CSIC.
Irene Iglesias Martín es epidemióloga veterinaria, científica titular en el grupo de investigación de Epidemiología y Sanidad Ambiental del CISA, INIA-CSIC.

 

Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto