Este artículo se publicó hace más de 7 meses
Reacción: el riesgo de morir en un hospital por causas respiratorias es mayor en verano que en invierno

Un estudio ha analizado la asociación entre la temperatura ambiente y la mortalidad hospitalaria por enfermedades respiratorias en las provincias de Madrid y Barcelona entre 2006 y 2019. Sus resultados indican que las altas temperaturas del verano fueron responsables del 16 % y del 22,1 % del total de hospitalizaciones mortales por enfermedades respiratorias en Madrid y Barcelona, respectivamente. Según el equipo, liderado por ISGlobal, “a menos que se adopten medidas de adaptación eficaces en los centros hospitalarios, el calentamiento global podría agravar la mortalidad de los pacientes ingresados por enfermedades respiratorias durante el período estival”. La investigación se publica en la revista The Lancet Regional Health – Europe

07/11/2023 - 06:00 CET
 
Reacciones

Marc Miravitlles - muertes causas respiratorias

Marc Miravitlles

Especialista en Neumología en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

Science Media Centre España

El estudio es de gran calidad. Utiliza una serie de datos muy robustos y emplea la más moderna y precisa metodología estadística para analizar estos datos. Además, está realizado por un equipo de reconocido prestigio y amplia experiencia en este campo. Por último, ha pasado todos los filtros de revisión de una revista científica de primer nivel. 

El trabajo indica que las temperaturas elevadas tienen una relación directa con un aumento de la mortalidad hospitalaria por causa respiratoria. Parece un resultado contradictorio, ya que sabemos (y el estudio también lo demuestra) que hay muchos más ingresos en invierno, pero, en cambio, la proporción de los ingresados que fallecen es mayor en verano. Además, después de descartar otras posibles influencias en la mortalidad, demuestra que las temperaturas elevadas tienen un papel decisivo. 

Estos resultados deben alertar de la importancia de proteger a las personas con patología respiratoria crónica de las olas de calor y también alertar a las organizaciones hospitalarias sobre la necesidad de una adecuada climatización de sus instalaciones, ya que no es raro que ocurran fallos o averías en los sistemas de aire acondicionado (también hubo medidas de ahorro energético que limitaron la climatización de algunos edificios o servicios). 

En cuanto a las limitaciones, el estudio no deja de ser observacional y hay factores que no se pueden controlar completamente. Por ejemplo, aunque se ha intentado analizar en el estudio, no es posible descartar completamente que los cambios organizativos debidos a las vacaciones de verano del personal puedan resultar en una menor calidad asistencial. También es posible que, por las vacaciones de la población (sobre todo en grandes ciudades como Madrid y Barcelona), los pacientes que ingresan en agosto en estas ciudades sean ciudadanos con enfermedades más graves y/o de un menor nivel socioeconómico que no pueden irse de vacaciones y permanecen en la ciudad, por lo que el perfil de pacientes ingresados puede ser de mayor gravedad/complejidad que el perfil de los pacientes ingresados en invierno. Por último, se habla de que el estudio se ha realizado en las provincias de Madrid y Barcelona, pero hay microclimas muy distintos dentro de estas provincias; sería más preciso circunscribir el estudio a las ciudades de Madrid y Barcelona. 

Seguramente las altas temperaturas tienen un papel importante, pero hay otros factores que pueden también colaborar en ese aumento relativo de la mortalidad en verano.  

“Colaboro de una forma u otra con todas las industrias farmacéuticas que comercializan productos para la EPOC (aunque eso no tiene relación con este trabajo) y tengo una relación personal de amistad con uno de los autores del trabajo desde hace muchos años”.

ES

Dorado - Hospitales

Sandra Dorado

Neumóloga, coordinadora del Área de Circulación Pulmonar de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)

Science Media Centre España

El estudio creo que indudablemente aporta un valor añadido, es de gran calidad metodológica y abarca un tema de actualidad con un enfoque innovador. Existía evidencia del impacto del frío o calor extremos y de la variabilidad de la temperatura en la incidencia de hospitalizaciones por enfermedades respiratorias, pero no se había valorado previamente el impacto de la temperatura ambiental en la mortalidad intrahospitalaria tras haber ingresado por motivo respiratorio. De este modo, sí que este estudio revela una mortalidad intrahospitalaria aumentada en época estival, relacionándose claramente con una temperatura ambiental elevada, la cual ocasiona efectos inmediatos 3 días tras la exposición, fundamentados en neumonía, bronquitis aguda, bronquiolitis, EPOC o insuficiencia respiratoria. Este hallazgo es justamente contrario a lo objetivado con la incidencia de hospitalizaciones por motivo respiratorio, que se asocian con la época invernal.

A pesar de tratarse de un estudio observacional y retrospectivo, dispone de un tamaño muestral importante, un periodo prolongado de evaluación (14 años), fuentes de datos fiables tanto de morbilidad como ambientales y se han llevado a cabo análisis estadísticos de gran calidad y con diferentes perspectivas, teniéndose asimismo en cuenta factores confusores como los niveles de contaminantes más importantes, el grado de humedad relativa, la edad y la variabilidad en la calidad asistencial debida al periodo vacacional de los profesionales sanitarios. Sí que una limitación en las variables recogidas podría ser la ausencia de datos acerca de determinadas características de los pacientes, como otras comorbilidades; no obstante, el tamaño muestral disponible y la perspectiva epidemiológica pueden suplir esta falta.

Conocemos que el cambio climático ocasiona consecuencias nefastas en la salud y esta constituye una más, la cual implica una mortalidad aumentada en pacientes con enfermedades neumológicas, las cuales son muy prevalentes y un motivo frecuente de hospitalización. En definitiva, aparte de políticas preventivas y correctoras del cambio climático, se deben mejorar las instalaciones hospitalarias para disminuir el impacto térmico en los pacientes neumológicos hospitalizados.

Declara no tener conflicto de interés
ES
Publicaciones
Ambient temperature and seasonal variation in inpatient mortality from respiratory diseases: a retrospective observational study
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Revista
The Lancet Regional Health - Europe
Fecha de publicación
Autores

Achebak et al.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto