Este artículo se publicó hace más de 9 meses
Reacciones: un estudio contradice la idea de que suprimir pensamientos negativos sea nocivo para la salud mental

Entrenar a personas para que consigan eliminar pensamientos negativos puede mejorar su salud mental, afirma un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). El equipo de investigación destaca que estos resultados contradicen la “creencia centenaria” según la cual tratar de deshacerse de pensamientos nocivos puede tener efectos dañinos en la salud mental. El estudio, publicado en Science Advances, incluyó a 120 adultos ―algunos con depresión grave, ansiedad y estrés postraumático― de 16 países que siguieron una formación online de tres días para suprimir ciertos pensamientos. Después del entrenamiento, los participantes afirmaron sentir menos ansiedad, emociones negativas y síntomas de depresión. 

20/09/2023 - 20:00 CEST
 
Reacciones

Luis Valero - suprimir pensamientos

Science Media Centre España

El estudio está bien planificado y realizado. El tema abordado es importante sobre la disyuntiva de los tratamientos psicológicos clínicos de suprimir o de aceptar los pensamientos negativos. 

La supresión del pensamiento es una técnica psicológica específica, ‘parada de pensamiento’ (thought stopping), practicada desde los años 70 a partir de la modificación de la conducta ― y no por las teorías freudianas―. Sigue siendo efectiva, pero solo con determinados pensamientos no intrusivos y no autoaplicados. La técnica se basada en la aplicación de castigo verbal inmediatamente después de que la persona lo piensa ―o dice que lo está pensando―. Sin embargo, cuando estos son propios, vividos como intrusivos e intensos, resulta más difícil que desaparezcan.  

Desde un análisis de conducta habitual, la evitación mantiene la conducta a la que sigue, por lo que también los pensamientos negativos (aversivos emocionales), si se evitan o tratan de eliminar ―con distracción, pensar otra cosa, actividad motora repetitiva o conteo―, tienden a aumentar. Hay revisiones sistemáticas que señalan este efecto [Abramowitz et al., 2001; Wand et al., 2020]. 

Posteriormente, desde las terapias contextuales, y especialmente desde la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) [Hayes et al., 2011] desde los años 90, se viene aplicando la técnica contraria para eliminar el efecto emocional de pensamientos negativos, repetitivos, autoaplicados e intrusivos. Consiste, precisamente, en aceptar esos pensamientos, observarlos, no rechazarlos, ni tratar de quitarlos; solo dejarlos pasar, dejarlos fluir, pero al mismo tiempo seguir con nuestra vida, seguir haciendo lo que tengamos que hacer, sin prestarles más atención. Junto con otras técnicas de cambios de pensamiento, esta ‘aceptación’ se ha mostrado muy eficaz para disminuir ese malestar y que finalmente desaparezcan o no tengan importancia para el individuo. No obstante, la variedad de técnicas para suprimir pensamientos negativos es amplia

Metodológicamente se pueden poner varias críticas al estudio de Mammat y Anderson. Presenta un estudio con 120 personas a lo largo de 16 países, y además desarrollado online. No hay ni 10 personas por país y la variabilidad y poco control de la situación experimental del propio estudio no ofrecen mucha fiabilidad a los resultados. Esa variabilidad se hace evidente en las figuras 2 y 3, donde se representan los datos individuales. Además, el diseño se divide en cuatro grupos, por lo que aún son menos participantes [por grupo]. El hecho de utilizar participantes de múltiples países no añade, en este caso, generabilidad, sino todo lo contrario, por la poca representatividad y la variabilidad cultural que puede introducir en los datos. 

Metodológicamente es difícil que el experimentador pueda controlar si la persona está ‘imaginando/no imaginando’ una determinada escena como describen los autores. Se puede afirmar que están ‘imaginando’ porque se les da la estimulación inmediatamente antes, pero cuando ‘no están imaginando’, ¿qué hacen?, ¿piensan otra cosa, se distraen, retiran la mirada de la pantalla, hacen operaciones aritméticas, recuerdan una poesía? No se puede ‘dejar la mente en blanco’, como afirman los autores en el procedimiento. Simplemente afirmar ante la persona “no imagines el hospital”, como muestran en el ejemplo, ya se le está dando la estimulación para que automáticamente piense en un hospital, aunque no lo quiera. 

La escala de medida de la ‘intensidad emocional’ es una escala numérica, pero cualitativa y no es continua homogénea. El punto medio 5 indicaría una emocionalidad ‘neutral’, pero el 1 de algo muy ‘aversivo’, y el 7, como muy ‘placentero’. La escala debería ser de 0 a 10 puntos. Al ser de 1 a 7, con punto medio 5, valora en exceso los cambios por abajo y de ahí que por un artefacto de la medición puedan observarse más cambios de la imaginación ‘displacentera’. 

En la figura C, que representa la posible correlación entre los cambios en afecto y los cambios en vividez de las imágenes suprimidas, debería haber escalas homogéneas en ambos ejes. Además, el utilizar el porcentaje de cambio post-pre, en vez de datos directos, en todas las medidas maximiza los pequeños cambios que haya. 

Una diferencia importante respecto a otros estudios similares es que aquí los autores utilizan palabras ‘negativas’ asociadas a imágenes y se les pide valorar la emocionabilidad o vividez de las imágenes y su recuerdo, no de las palabras. Habitualmente, en los estudios sobre supresión o aceptación de pensamientos negativos se pide recordar palabras o frases, y realizar una tarea de suprimir el recuerdo de esas palabras. En su aplicación clínica, las palabras suelen ser autoaplicadas (por ejemplo, “soy tonto”, “no valgo nada”, “soy un cobarde”) y aquí son palabras e imágenes generales.

Declara no tener conflicto de interés
ES

María Cantero - suprimir pensamientos

María Cantero-García

Profesora contratada doctora de Psicología

Science Media Centre España

El estudio es sólido en términos de calidad y respaldo de datos. Los investigadores han utilizado métodos rigurosos para llegar a sus conclusiones, lo que aumenta su confiabilidad. 

En términos de su relación con la evidencia existente, este estudio cuestiona un consenso ampliamente aceptado en la comunidad terapéutica de que suprimir pensamientos negativos es perjudicial. Aunque la idea de que la supresión es contraproducente ha sido un dogma, este trabajo sugiere que la realidad podría ser más matizada, destacando que no siempre conduce a resultados negativos. Esto parece estar relacionado de manera parcial con el enfoque que se realiza desde las terapias de tercera generación. Las terapias de tercera generación ―como la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT por sus siglas en inglés), la Terapia de Mindfulness (MBCT) y la Terapia de Conducta Dialéctica (DBT)― tienen enfoques particulares en relación con la supresión de pensamientos. 

Sin embargo, es importante señalar algunas limitaciones. El estudio puede no abordar todas las situaciones y matices, y sus hallazgos pueden no aplicarse de manera uniforme a todos los individuos o contextos terapéuticos. Además, se necesita más investigación para comprender completamente las implicaciones de estos resultados. 

En cuanto al impacto en las personas que siguen un proceso de psicoterapia, este estudio podría tener perspectivas positivas al proporcionar a los terapeutas una comprensión más equilibrada de la supresión de pensamientos negativos. Podría ofrecer herramientas adicionales para ayudar a las personas a lidiar con sus pensamientos de manera efectiva, siempre teniendo en cuenta las circunstancias y el contexto. Sin embargo, es esencial que los terapeutas sigan evaluando cada situación de manera individual y consideren las limitaciones y la complejidad de este tema en su práctica clínica.

Declara no tener conflicto de interés
ES
Publicaciones
Improving Mental Health by Training the Suppression of Unwanted Thoughts
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio experimental
  • Humanos
Revista
Science Advances
Fecha de publicación
Autores

Zulkayda Mamat & Michael C. Anderson.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio experimental
  • Humanos
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto