Pep Canadell: “Cada ciudadano tiene la responsabilidad de presionar a los gobiernos, que se han comprometido a emisiones cero en 2050”

Las emisiones mundiales de carbono procedentes de combustibles fósiles han vuelto a aumentar en 2023, alcanzando niveles récord, hasta llegar a los 36.800 millones de toneladas de CO2. Esto significa que están un 1,4 % por encima de los niveles previos a la pandemia de covid-19. Es una de las previsiones del informe Global Carbon Budget 2023 que el investigador Pep Canadell presentó en una sesión informativa organizada por el SMC España. 

05/12/2023 - 09:00 CET
 
COP28

Los lideres asistentes a la COP28 posan para la foto de familia el pasado viernes en Dubái. EFE/COP28 / Mahmoud Khaled.

Coincidiendo con la celebración de la Cumbre del Clima de Dubái, el equipo del Global Carbon Project ha publicado su último informe sobre emisiones globales de carbono, el Global Carbon Budget 2023. Todas las fuentes de combustibles fósiles han visto incrementadas sus emisiones, especialmente el carbón y el petróleo, aunque también el gas natural y el cemento.  

“En los dos últimos años hemos superado el pico de emisiones de carbón que registramos hace nueve años, en 2014, y ahora estamos ya en un nuevo nivel”, alertaba Pep Canadell, director ejecutivo del Global Carbon Project e investigador jefe del Centro de Ciencias del Clima CSIRO en Canberra (Australia), en una sesión informativa organizada por el SMC España. 

El informe ―en cuya 18ª edición han participado más de 120 científicos de 90 centros de investigación y universidades de todo el mundo― ha utilizado millones de datos reales hasta finales de octubre de 2023 y hace una pequeña proyección hasta el final de este año. Según las estimaciones, las emisiones mundiales de CO2 procedentes de combustibles fósiles han vuelto a aumentar, llegando hasta los 36.800 millones de toneladas de CO2, una cifra récord. Se sitúa un 1,4 % por encima de los valores previos a la pandemia de covid-19 que empezó en 2019. 

emisiones
Evolución de las emisiones de dióxido de carbono desde 1960 hasta 2023. Fuente: GCB.

¿Cuánto falta para que superemos los 1,5 °C de calentamiento global, uno de los objetivos marcados en el Acuerdo de París? Con el nivel actual de emisiones, el equipo del informe estima que existe un 50 % de probabilidades de que el calentamiento global supere este umbral en unos siete años. “¿Podremos parar en el 1, 5 °C? La respuesta es un rotundo no”, subrayaba Canadell. “Y no es mi opinión. Es una imposibilidad que el mundo pueda parar de sumar emisiones en siete años”, explicaba; y añadía que el sistema energético mundial es tan masivo que va a necesitar muchas décadas para descarbornizarse y ser reemplazado por otro tipo de energías. 

Las previsiones en España: posible descenso en 2023  

Si analizamos la situación por regiones, es muy desigual: se prevé que en 2023 las emisiones aumenten en India (un 8,2 %) y China (4 %), y disminuyan en la Unión Europea (-7,4 %), EE.UU. (-3 %) y el resto del mundo (-0,4 %).  

En total, hay 26 países que durante la última década han conseguido que sus emisiones disminuyan en paralelo al crecimiento de su PIB (como EE.UU., Francia, Alemania o Brasil), pero esto no es suficiente para que haya una tendencia mundial a la baja. “Desafortunadamente, España no forma parte de esta lista, en parte porque a mediados de la década de 2010 hubo una parada muy fuerte del decrecimiento de las emisiones”, recordaba Canadell. Según los datos preliminares que manejan, está previsto que España disminuya sus emisiones en 2023, en buena parte, porque varios países de Europa han consumido menos energía por los precios y por la falta de suministro como consecuencia de la guerra de Ucrania. 

España todavía tiene que reafirmar que está en una tendencia de bajada en los últimos cinco o seis años, aunque se ha visto alterada por la covid

“España todavía tiene que reafirmar que está en una tendencia de bajada en los últimos cinco o seis años, aunque se ha visto alterada por la covid, por lo tanto, aún no sabemos exactamente qué es lo que pasa”, admitía Canadell.  

Junto a las emisiones procedentes de los combustibles fósiles ―que representan alrededor del 90 % del total de emisiones de dióxido de carbono―, los cambios en el uso del suelo (como la deforestación) también se suman al balance global, aunque su peso es mucho menor (del 10 %). El informe muestra que estas han disminuido ligeramente, pero siguen demasiado elevadas, situándose en 4.100 millones de toneladas de CO2 en 2023. Brasil, Indonesia y la República Democrática del Congo son las regiones que más emiten en esta partida. 

Bosques y océanos siguen absorbiendo emisiones 

Por primera vez, el informe ―cuyos resultados se publican en la revista Earth System Science Data― publica cuánto han contribuido los incendios forestales al conjunto de las emisiones: entre 7.000 y 8.000 millones de toneladas de CO2 de enero a octubre de 2023, lo que supone entre un 19 % y un 33 % más que la media de 2013-2022.  

Los datos muestran que proceden sobre todo de la temporada extrema de incendios de Canadá. “Este año hemos visto que el porcentaje más grande de emisiones de incendios ha venido de las grandes zonas boreales y no de los trópicos”, como otros años, puntualizaba el experto. 

A grandes rasgos, todas estas emisiones principalmente se reparten entre las producidas por cambios en el uso del suelo (incendios por deforestaciones) y en los propios sumideros naturales que son los bosques (incendios naturales), como parte del ciclo de carbono.    

Dentro de este ciclo, como vemos, los sumideros naturales ―tanto terrestres como oceánicos― juegan un papel fundamental en su absorción: el informe refleja que depuran alrededor de la mitad del dióxido de carbono emitido. La otra mitad permanece en la atmósfera (419,3 partes por millón en 2023, un 51 % por encima de los niveles preindustriales), persiste miles de años. “Lo más remarcable es que todavía no vemos cambios muy importantes en los sumideros naturales, pero tenemos miedo de que en el futuro vayan a cambiar y dejen de ser tan eficientes”, avisaba Canadell. 

Todavía no vemos cambios muy importantes en los sumideros naturales, pero tenemos miedo de que en el futuro vayan a cambiar y dejen de ser tan eficientes

También por primera vez, el informe calcula la influencia que tienen otro tipo de sumideros no naturales, como la reforestación-aforestación (plantar árboles para crear nuevos bosques), la captura y almacenamiento de carbono, y el enhanced weathering (minerales que absorben carbono). La reforestación y aforestación suponen depurar un 5 % de las emisiones emitidas al año, mientras que las otras dos tecnologías, aún muy incipientes, solo representan el 0,0025 %. 

Razones para el optimismo 

El documento se presentará en la COP28 de Dubái este mismo martes, como ya ocurrió con la edición del informe anterior en la Cumbre del Clima de Egipto. “Uno no quiere ser pesimista”, declaraba Canadell, enumerando razones para el optimismo, como el avance de las energías renovables (sobre todo la solar y la eólica) o las nuevas tecnologías para eliminar carbono.  

“Pero si no hacemos esto a la vez que cerramos los sistemas energéticos de combustibles fósiles, nunca vamos a resolver el problema del cambio climático, sea la cantidad que sea que despleguemos de renovables, porque el CO2 se acumula en la atmósfera durante miles de años”, recalcaba el experto.   

Prueba de ello, y tal y como lo revelan los datos, es que el cierre de plantas de carbón en Estados Unidos y en Europa desde hace años está empujando las emisiones a la baja en ambas potencias. “Esto es extraordinario y es importante enseñar que las cosas pueden cambiar y pueden hacerlo bastante o muy rápidamente”, destacaba.  

En total, 120 países se han comprometido a la meta del cero neto de emisiones para 2050, entre ellos España. ¿Qué puede hacer la ciudadanía para conseguir que se cumpla este compromiso? “Cada ciudadano del mundo tiene la responsabilidad de presionar a los gobiernos”, planteaba Canadell como conclusión de la sesión. 

Publicaciones
Global Carbon Budget 2023
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
Revista
Earth System Science Data
Fecha de publicación
Autores

Pierre Friedlingstein et al.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto