Reacciones a la identificación de una molécula que se secreta con el ejercicio y suprime el apetito en ratones

Un estudio publicado en Nature identifica un metabolito producido durante el ejercicio que puede reducir eficazmente la ingesta de alimentos y la obesidad en ratones. También ha sido hallado en humanos.

15/06/2022 - 17:10 CET
 
Reacciones

Nabil Djouder sobre metabolito que se secreta con el ejercicio

Autor/es reacciones

Nabil Djouder

Jefe del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)

Science Media Centre España

Es un trabajo muy interesante en el que se identifica un metabolito producido durante el ejercicio físico, un compuesto llamado Lac-Phe (de lactato y el aminoácido fenilalanina) que puede reducir eficazmente la ingesta de alimentos y por tanto la obesidad, en ratones. 

También lo han detectado en humanos después de que hayan hecho ejercicio físico (aunque en humanos no se ha estudiado su efecto sobre la obesidad). Hace falta no obstante más investigación para entender los mecanismos moleculares de actuación de este metabolito, por qué cuando se secreta se reduce la ingesta de comida. Sabemos que actúa en el cerebro porque reduce el apetito, y que deben ser mecanismos distintos a los de la ya conocida leptina [una hormona asociada a la sensación de saciedad]. 

Cabe especular que haya personas que no quieran hacer ejercicio físico pero sí beneficiarse del efecto reductor de la ingesta del Lac-Phe. Hay que recordar que el trabajo no analiza los efectos secundarios que pueden derivarse de la toma de este compuesto, y sobre todo la concentración adecuada para inyectar en humanos sin efectos tóxicos. Esta es otra importante vía de investigación también necesaria.  

Por último, sería relevante analizar la relación la secreción de Lac-Phe con la inflamación, que es un proceso que tiene que ver con la realización de ejercicio físico y de hecho está implicado en la regeneración del músculo.

No declara conflicto de interés
ES

Francesc Villarroya y Marta Giralt sobre metabolito que se secreta con el ejercicio

Autor/es reacciones

Francesc Villarroya

Catedrático del departamento de Bioquímica y Biomedicina Molecular de la Universidad de Barcelona. Investigador principal IBUB y CIBEROBN

Marta Giralt Oms

Catedrática del departamento de Bioquímica y Biomedicina Molecular de la Universidad de Barcelona. Investigadora principal IBUB y CIBEROBN

Science Media Centre España

Es bien conocido el efecto positivo del ejercicio en la prevención y mejora de la obesidad y comorbilidades asociadas, como la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular. En estos últimos años, se está desarrollado una intensa investigación con el objetivo de identificar potenciales mediadores moleculares de estos efectos. Por ejemplo, factores hormonales (mioquinas, mayoritariamente proteínas) liberados por el músculo en ejercicio que regulen cambios metabólicos e inmunológicos en otros tejidos y que puedan mediar estos efectos beneficiosos. En este estudio publicado en Nature se identifica un metabolito producido durante el ejercicio que puede reducir la ingesta de alimentos y la obesidad en ratones.

 Jonathan Long y colaboradores se plantearon realizar un análisis exhaustivo de los metabolitos cuyos niveles aumentan en el plasma sanguíneo de ratones sometidos a un ejercicio extenuante utilizando metodologías bioquímicas altamente resolutivas (cromatografía líquida-espectrometría de masas, LC-MS). Descubrieron que el metabolito inducido de manera más significativa era un aminoácido modificado llamado Lac-Phe (N-lactoil-fenilalanina), que se forma por conjugación de la fenilalanina (un aminoácido) con el lactato (un metabolito cuya producción aumenta rápidamente por el músculo sometido a ejercicio extenuante, cuando no hay suficiente oxígeno disponible para el metabolismo aeróbico celular). 

El aumento de Lac-Phe plasmático mediado por ejercicio también se producía en otras especies como en caballos y en humanos. Se vio que correlacionaba con el aumento de los niveles de lactato en sangre fruto de los distintos tipos de ejercicio (mayor en ejercicios rápidos de velocidad que en ejercicios aeróbicos de resistencia), por lo que los autores proponen sea una señal producida por distintos tipos celulares y tejidos que indique el estado metabólico durante el ejercicio mediando así la adaptación fisiológica del organismo. 

El estudio profundiza en el papel funcional y regulador que pueda jugar Lac-Phe. Se vio que la administración de Lac-Phe a ratones con obesidad inducida por una dieta alta en grasas redujo su ingesta de alimentos, sin afectar el gasto de energía ni la actividad locomotora ni los niveles circulantes de hormonas implicadas en la regulación del apetito. Además, la administración crónica de Lac-Phe redujo el peso corporal (debido a la pérdida de grasa corporal) y mejoró la tolerancia a la glucosa. Sin embargo, ello no se observó en ratones alimentados con una dieta normal y por tanto no obesos).  

En experimentos de pérdida de función, los autores analizaron ratones deficientes en una enzima (CNP2) involucrada en la producción de Lac-Phe y demostraron que los ratones que carecían de esta enzima (CNP2-KO) tenían mayor ingesta y no perdían tanto peso respecto al grupo control sometidos al mismo régimen de ejercicio, aunque no se observaron diferencias entre ellos en estado sedentario. Por tanto, la producción de Lac-Phe mediada por CNP2 sería un proceso dependiente de la producción de lactato muscular durante el ejercicio.    

Los resultados de este estudio son de gran interés y describen un metabolito especializado y casi desconocido hasta el momento que se produce sistémicamente en respuesta al ejercicio intenso extenuante. Sin embargo, dónde se produce, qué células son diana y cómo ejerce sus efectos anorexigénicos (supresores del apetito) requerirá de una mayor caracterización. Determinar cómo se vehiculan sus efectos (¿efectos a nivel central?, ¿existencia de receptor/es específico/s?, ¿tiene efectos directos a nivel celular?, ¿qué vías de señalización estarían implicadas?, ¿concurrencia / dependencia / sinergia con otros factores metabólicos o proteínas reguladores del apetito?) y qué ocurre en humanos es clave para analizar posibilidades terapéuticas futuras de esta molécula en cuanto a mimetizar los beneficios de la actividad física para la salud humana

No declara conflicto de interés
ES
Publicaciones
An exercise-inducible metabolite that suppresses feeding and obesity
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio experimental
  • Estudio observacional
  • Humanos
  • Animales
Revista
Nature Medicine
Fecha de publicación
Autores

Jonathan Long et al.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio experimental
  • Estudio observacional
  • Humanos
  • Animales
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto