Este artículo se publicó hace más de 5 meses
Reacciones: un estudio afirma que los niños nacidos en octubre tienen menos probabilidades de contraer la gripe

Los niños y niñas nacidos en octubre tienen más probabilidades de vacunarse contra la gripe durante ese mes y menos de que se les diagnostique esta enfermedad que los nacidos en otros meses, según un estudio publicado en BMJ. En la investigación participaron más de 800.000 menores de Estados Unidos de entre dos y cinco años que fueron vacunados contra la gripe entre el 1 de agosto y el 31 de enero en el periodo de 2011 a 2018. Los resultados sugieren que el mes de nacimiento está relacionado tanto con el momento de la vacunación antigripal como con la probabilidad de diagnóstico de gripe y que octubre es el mejor mes para esta vacunación. 

22/02/2024 - 00:30 CET
 
Reacciones

Paula López Monteagudo - gripe octubre

Paula López Monteagudo

Investigadora posdoctoral en el departamento de Microbiología de la Escuela Icahn de Medicina en Monte Sinaí de Nueva York (Estados Unidos)

Science Media Centre España

La vacunación frente a la gripe es particularmente importante en niños pequeños debido a alto riesgo de padecer infecciones severas que requieran ingreso hospitalario. La vacunación se recomienda durante los meses de septiembre a octubre para intentar conseguir una inmunización adecuada de cara al pico de infecciones por gripe. 

En este trabajo los autores intentan arrojar luz sobre el mejor momento del año para la vacunación de cara a obtener una mejor eficacia de vacunación. 

Los autores se desmarcan de la idea de medir la eficacia vacunal a través de ensayos tales como la detección y cuantificación de anticuerpos neutralizantes, y por eso en el estudio presentan un enfoque basado en la cuantificación del número de ingresos hospitalarios y en la severidad de los síntomas desarrollados por los niños vacunados incluidos en el estudio. 

Seleccionan a más de 800.000 niños de entre dos y cinco años de Estados Unidos, nacidos entre agosto y diciembre, y que recibieron la vacuna de la gripe durante su visita anual al pediatra a lo largo de los años 2011-2018. 

En estas edades la revisión pediátrica anual suele coincidir durante el mes del nacimiento del pequeño por lo que, de este modo, los autores pudieron observan que los niños nacidos en el mes de octubre suelen recibir la vacuna anual de la gripe más tarde que los niños nacidos en agosto y antes que los nacidos en diciembre. Además, los niños nacidos en octubre tuvieron más probabilidades de ser vacunados durante el mes de octubre y menos probabilidad que el resto de los niños del estudio de ser diagnosticados de gripe durante esa temporada. 

Se trata de un estudio semiexperimental, pero permite apoyar la recomendación actual de que los niños debe de ser vacunados en octubre, precediendo a la época de gripe. 

No declara conflicto de interés
ES

Estanislao Nistal - gripe octubre

Estanislao Nistal

Virólogo y profesor de Microbiología en la Universidad CEU San Pablo

Science Media Centre España

En el estudio presentado, se analiza la eficacia de la vacunación contra la gripe en niños de dos a cinco años. Se observa que los niños nacidos en octubre tienden a ser vacunados contra la gripe según los patrones de visitas pediátricas, coincidiendo posiblemente con la administración de otras vacunas. El estudio muestra datos que sugieren que estos niños tienen una mejor protección frente a la gripe que aquellos vacunados en meses anteriores o posteriores. Los investigadores concluyen que la vacunación óptima frente a la gripe debería seguir una recomendación estacional, alineada con la temporada de gripe, y no estar determinada por las visitas regulares para otras vacunas del calendario de vacunación que vienen fijadas a los meses transcurridos tras el nacimiento.  

Las diferentes vacunas del calendario de vacunación estimulan la respuesta inmunitaria humoral, aumentando la producción de anticuerpos y la protección frente a los agentes patógenos específicos de cada vacuna. A excepción de los primeros días después de la vacunación, la magnitud de esta respuesta inmunitaria alcanza niveles más altos cuanto menos tiempo haya pasado desde la vacunación. La vacunación contra la gripe en adultos se basa en la estacionalidad de los virus influenza en humanos. Para lograr una protección óptima, la campaña de vacunación antigripal en el hemisferio norte comienza en algunos países a finales de septiembre y en otros, durante el mes de octubre, antes de que aumente la incidencia. Por lo tanto, vacunarse contra la gripe en octubre trata de maximizar la cantidad de anticuerpos durante los meses siguientes, aunque esta protección disminuye gradualmente con el tiempo. Las olas epidémicas pueden variar de temporada en temporada, pero generalmente pueden comenzar en octubre o retrasarse unas semanas. Los picos de incidencia suelen producirse en los meses de diciembre y enero.  

Lo destacado de este estudio, realizado con datos de Estados Unidos, es que sugiere que la vacunación óptima para mejorar la protección contra la gripe (y posiblemente contra otros virus respiratorios con una epidemiología similar) debería estar guiada por la temporada epidémica, en lugar de basarse en otros parámetros asociados al calendario de vacunación.  Algunas bacterias causantes de las neumonías bacterianas, como por ejemplo el neumococo, también suelen seguir un patrón estacional coincidente con el de la gripe. Es importante recordar que la vacuna contra la gripe también reduce las complicaciones asociadas a las coinfecciones causadas por estas bacterias.  

No declara conflicto de interés
ES
Publicaciones
Optimal timing of influenza vaccination in young children: population based cohort study
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Revista
The BMJ
Fecha de publicación
Autores

Christopher M Worsham et al.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto