Reacciones al hallazgo del primer caso humano de gripe H5N1 en España

El 27 de septiembre el Centro Nacional de Microbiología detectó un positivo por gripe aviar H5N1 en un trabajador de una granja avícola de Guadalajara (Castilla-La Mancha). La muestra fue tomada el día 23 y el afectado permaneció asintomático hasta dar negativo, según ha adelantado Animal’s Health.

04/10/2022 - 13:26 CET
 
Granja de pollos

Granja de pollos. / Adobe Stock

Reacciones

Aitor nogales - h5n1

Science Media Centre España

La influenza aviar, más conocida como gripe aviar, es una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta tanto a las aves silvestres como las domésticas, siendo una de las enfermedades más importantes en la industria avícola. Los hospedadores naturales de la gripe aviar son las aves silvestres, especialmente las acuáticas. La gripe aviar se clasifica en dos categorías en función de la gravedad de la enfermedad en aves domésticas: influenza aviar de baja o alta patogenicidad (IABP e IAAP, respectivamente). La IAAP está incluida en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la OMSA (Organización Mundial de Sanidad Animal) y causa elevados índices de mortalidad en aves domésticas o especies silvestres vulnerables. 

Aunque la IAAP son virus que afectan principalmente aves, en ocasiones saltan la barrera de especie e infectan a otras especies de mamíferos, incluyendo el ser humano. El virus de la gripe aviar ha sido clave en las diferentes pandemias de gripe y representan un importante riesgo zoonótico. En concreto, el subtipo IAAP H5N1 fue detectado en aves por primera vez en 1996 en Guangdong (China) y el primer caso en humanos se identificó en 1997. Desde entonces el subtipo IAAP H5N1 ha tenido un importante impacto en la industria avícola y se han detectado alrededor de 900 casos en humanos con una mortalidad del 50-60 %. Hasta ahora, en España nunca se había detectado un caso de IAAP H5N1 en humanos y no se pueden descartar nuevas infecciones. Las infecciones de personas con IAAP H5N1 son debidas a un contacto estrecho con aves infectadas y el riesgo para la población general se considera bajo, debido a que no se ha detectado una transmisión interhumana sostenida.  

Sin embargo, el inusitado número de brotes de gripe aviar de la temporada 2021-2022 en Europa y el mundo, nos obliga a estar muy pendientes de cómo va evolucionando la situación y a seguir realizando una vigilancia activa para mitigar el impacto del virus en la industria avícola y poder anticiparnos a futuras pandemias. Debemos recordar que la próxima pandemia de gripe no es probable, es casi segura. Por tanto, no es una pregunta de si sucederá o no. La pregunta es cuándo sucederá y cómo se originará.

No declara conflicto de interés
ES

Gustavo del Real - gripe aviar

Autor/es reacciones

En las dos décadas transcurridas desde que se comunicó en 2003 el primer caso mortal humano de gripe aviar –de un veterinario que atendía una granja de pollos en Países Bajos –, se han registrado más de 1300 nuevos casos confirmados de infección con alguna de las cepas de gripe aviar de alta virulencia, fundamentalmente de los subtipos H5, H7 y H9. La incidencia global no se puede considerar alta, teniendo en cuenta que en muchos países asiáticos la infección por estas cepas hipervirulentas es frecuente en las aves de corral. Lo que más destaca de esta zoonosis es la alta tasa de mortalidad, que alcanza al 34% de las personas infectadas.

La transmisión del virus aviar a los humanos requiere un contacto estrecho, por lo que suele darse en el personal encargado del cuidado de las granjas afectadas y, especialmente, en aquellas explotaciones en las que no se aplican las medidas básicas de bioseguridad y protección.

La epizootia de gripe aviar de alta virulencia que estamos padeciendo desde 2021 está siendo la peor de la historia en Europa, con 2.400 brotes en aves de corral y varios miles de aves silvestres identificadas con H5N1 en 36 países europeos. Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura contabilizan 36 brotes en granjas avícolas y 82 focos en aves silvestres durante 2022 en España. La granja en la que se ha producido la infección de un empleado había sido recientemente afectada masivamente por la cepa H5N1 de alta patogenicidad.

Hay que resaltar que los virus de la gripe aviar también pueden transmitirse a otros animales. Se han reportado infecciones con cepas aviares de H5N1 a diversas especies carnívoras silvestres y domésticas y a otras especies ganaderas como el cerdo. La infección en estas especies es especialmente peligrosa porque podría favorecerse la creación de nuevas cepas híbridas entre los virus aviares y los propios de esa especie, que muestren mayor virulencia o mayor capacidad para transmitirse a la especie humana.

En definitiva, es imprescindible llevar a cabo planes sistemáticos de control de los focos con estas cepas hipervirulentas de gripe aviar en las distintas especies domésticas y silvestres potencialmente susceptibles, para evitar la emergencia de nuevos virus epidémicos o pandémicos de gripe.

No declara conflicto de interés
ES
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto