Este artículo se publicó hace más de 11 meses
Reacciones: un estudio asocia la terapia hormonal para la menopausia con el posible desarrollo de demencia

El uso de terapia hormonal para la menopausia (THS) está asociado con el desarrollo de demencia y enfermedad de Alzheimer, incluso para prescripciones cortas antes de los 55 años, según un análisis de datos del registro nacional danés publicado en The BMJ. La investigación —que observa asociaciones y no puede determinar causalidad— también muestra que el uso de progesterona sola y de estrógeno por vía vaginal no se asocia con el desarrollo de demencia.

29/06/2023 - 00:30 CEST
 
Reacciones

Cindy Farquhar - THS y demencia ES

Cindy Farquhar

Profesora de postgrado de Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) y editora-coordinadora de Cochrane Gynaecology and Fertility

Science Media Centre España

Este estudio observacional se basa en datos de un registro danés. Los datos sugieren una asociación entre la prescripción de preparados combinados de estrógenos y progesterona (en su mayoría orales) y el diagnóstico de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer. La edad de inicio de la terapia hormonal fue menor de 55 años en el 80 % de los casos, y la duración del uso asociada con la demencia por todas las causas fue de 1 o más años o más de 1 año para el subgrupo de mujeres con alzhéimer. Parece haber una mayor probabilidad de demencia a medida que aumentan los años de uso. No se observó ninguna asociación con el uso exclusivo de estrógenos (por cualquier vía) ni con el uso exclusivo de progesterona.  

Las pruebas obtenidas hasta la fecha son preocupantes, pero también confunden. El estudio WHIMS publicó datos aleatorizados en 2004 e informó de un aumento de la demencia en mujeres mayores de 65 años. Otros estudios aleatorizados de poblaciones seleccionadas no informaron de un aumento. Estudios observacionales recientes también informaron de un aumento sólo para los diagnósticos de alzhéimer.    

En general, el riesgo de demencia a lo largo de la vida para las mujeres de 65 años es de 1 sobre 5. Las mujeres con síntomas, en particular sofocos y trastornos del sueño, deben tener en cuenta las conclusiones de este estudio y sopesar los beneficios (mejoría de los síntomas) frente a posibles perjuicios, que incluyen el aumento del riesgo de desarrollar demencia y alzhéimer. Las mujeres pueden optar por seguir utilizando la terapia hormonal, pero puede ser aconsejable limitar su uso a un año con la dosis más baja que mejore los síntomas. Hay un lema que probablemente se aplique en este caso: ‘la mejor medicina es menos medicina’.  

En el futuro, la investigación podría centrarse en el uso de estrógeno solo y progesterona, ya que esto no se asoció con un mayor riesgo de demencia [en el estudio danés].

Conflicto de interés: "No tengo conflictos de intereses comerciales. Soy autora de una revisión Cochrane de estudios aleatorizados sobre terapia hormonal"

ES

Sarah-Naomi James - THS y demencia ES

Sarah-Naomi James

Investigadora principal de la MRC Unit for Lifelong Health and Ageing del University College de Londres (Reino Unido)

Science Media Centre Reino Unido

El estudio tiene puntos fuertes en la utilización de los datos disponibles a escala nacional y su esfuerzo por intentar diferenciar entre los distintos tipos y duración del uso de THS es admirable, necesario y parece bastante sólido.  

Sin embargo, el estudio tiene limitaciones fundamentales en su capacidad para interpretar y comprender las verdaderas vías causales subyacentes de la asociación observada, ya que tanto la exposición (por qué se prescribiría Terapia Hormonal Substitutiva [THS] en primer lugar, y por qué se prescribiría ciertos tipos y duración de uso de la medicación) como el resultado (diagnóstico de demencia) tienen muchas cosas en común que influyen en ellos, por lo que esta asociación puede ser artificial.  

Por ejemplo, los cambios en el sueño o en el estado de ánimo son síntomas muy comunes de la menopausia y razones para solicitar THS; a la vez, estamos empezando a entender que el sueño y el estado de ánimo pueden jugar un papel importante en la expresión y progresión de la demencia.   

La mejor forma de saber si la medicación de THS causa demencia es a través de ensayos clínicos y, hasta la fecha, no hay pruebas suficientes que apoyen una relación directa con la medicación, por lo que este nuevo estudio no debería cambiar la práctica [clínica].   

Lo que está claro a partir de este estudio es que se justifica más investigación para comprender el riesgo exacerbado de alzhéimer en las mujeres, incluyendo el papel y los patrones de la THS en las enfermedades que causan demencia, pero también para comprender el contexto más amplio, que abarca los síntomas de la menopausia, así como el curso de la vida y las influencias socioculturales que afectan a las mujeres en este período de transición de su vida.

No declara conflicto de interés
ES

Amanda Heslegrave - THS y demencia ES

Amanda Heslegrave

Investigadora principal del UK Dementia Research Institute

Science Media Centre Reino Unido

Se trata de un amplio estudio observacional y los datos de un registro [nacional] de sanidad deberían ser de buena calidad. Es importante señalar que los datos no se recogieron específicamente para este estudio.  

No creo que se pueda sugerir una relación causal a partir de estos datos; se sabe que muchas mujeres que recurren a la THS en la menopausia o en torno a ella lo hacen porque les preocupa la memoria y la cognición, lo que puede confundir los datos.  

Hay investigaciones que sugieren que la THS puede ser protectora con respecto a la demencia. También otras investigaciones que cita el documento, que la THS está asociada con la demencia. Esto me sugiere que realmente no conocemos toda la historia y se requiere una investigación específica.  

No podemos decir a partir de este estudio si las diferentes vías de administración tienen o no el mismo efecto aparente, esto también necesita ser investigado. 

Esta investigación puede alarmar a las mujeres que toman THS, pero pone de relieve lo mucho que todavía no sabemos sobre los efectos de las hormonas en la salud cerebral de las mujeres y, con tratamientos prometedores en el horizonte, debería ser una llamada a la acción para hacer de esta un área prioritaria de investigación.

Declara no tener conflicto de interés
ES
Publicaciones
Menopausal hormone therapy and dementia: nationwide, nested case-control study
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Revista
The BMJ
Fecha de publicación
Autores

Nelsan Pourhadi et al.

Tipo de estudio:
  • Artículo de investigación
  • Revisado por pares
  • Estudio observacional
  • Humanos
Las 5W +1
Publica
FAQ
Contacto