CIBERobn

Si eres el contacto de este centro y deseas que aparezcan tus datos o modificar alguna información, avísanos.

Científicos/as en SMC

Catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública en la facultad de Medicina de la Universidad de Valencia e investigadora del CIBER Obesidad y Nutrición (CIBEROBN)

Investigador en CIBERobn y profesor asociado de la Universidad Rovira i Virgili, en el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili

Director de Nutrición y Genómica en la Universidad Tufts de Boston (EEUU), miembro de IMDEA-Alimentación (Madrid) y de CIBEROBN (Instituto de Salud Carlos III)

Catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra e investigadora en el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA) y en el CIBERobn

Contenidos relacionados con este centro
ultraprocesada

Las personas que comen más alimentos ultraprocesados tienen una tasa de mortalidad “ligeramente superior”, según un análisis publicado en The BMJ. El estudio analiza datos de más de 110.000 personas seguidas durante más de 30 años en Estados Unidos. La correlación entre ingesta de comida ultraprocesada y mortalidad por todas las causas era más fuerte para el grupo de productos a base de carne, ave y marisco. 

sardinas

Cambiar una parte del consumo de carne roja mundial por peces forrajeros —como sardinas, arenques o anchoas— disminuiría el número de muertes en una cifra entre 500.000 y 750.000 en 2050, según un estudio publicado en BMJ Global Health. Los autores utilizaron proyecciones de datos para ese año tanto de consumo de carne roja como de capturas de peces forrajeros en 137 países, sustituyendo uno por otro sin exceder el límite de suministro de estos últimos. La investigación calcula que sardinas, arenques y anchoas podrían sustituir al 8 % de la carne roja mundial, lo que serviría, además, para reducir la prevalencia de enfermedades relacionadas con la alimentación. 

ultraprocesados

Comer más alimentos ultraprocesados está relacionado con un riesgo más elevado de problemas de salud, según una revisión ‘paraguas’ de 45 metaanálisis previos, que incluyen casi 10 millones de personas en total. La investigación, publicada en The BMJ, encuentra asociaciones directas entre la exposición a ultraprocesados y 32 parámetros de salud. La evidencia más sólida relaciona esta exposición con problemas de salud cardiometabólica, trastornos mentales y mortalidad en general. 

vegetariano

Un equipo de investigación estadounidense ha identificado varios genes que podrían estar asociados a una dieta vegetariana estricta. Algunos de estos genes tienen “funciones importantes en el metabolismo de los lípidos y la función cerebral”, según el artículo, que apunta a que estas diferencias podrían explicar la capacidad de subsistir con una dieta vegetariana en quienes portan esos genes. El estudio, publicado en la revista PLoS ONE, usó datos del Biobanco de Reino Unido para comparar un grupo de más de 5.000 personas vegetarianas con otro de más 320.000 no vegetarianas. 

Dieta mediterránea en mujeres

Una revisión de estudios con más de 700.000 mujeres ha estimado que aquellas que siguen fielmente una dieta mediterránea tienen aproximadamente un 25 % menos de riesgo cardiovascular y de muerte. Este efecto es mayor que el que se había encontrado en otros trabajos, muchos de los cuales incluían una mayoría de hombres y no diferenciaban los resultados por sexo. Según los autores, el estudio subraya la necesidad de llevar a cabo este tipo de análisis específicos. Los resultados se publican en la revista Heart.